Estos elementos de tu casa interfieren con la señal de wifi

¿Te ha pasado que tu señal de wifi es baja aunque sólo hay dos personas usando internet? Tu problema puede ser la degradación de señal por la mala ubicación del módem en tu hogar, ya que generalmente se decide su colocación por temas estéticos y no de funcionalidad.

“Algunos objetos sí perjudican la calidad de la señal, por ejemplo, superficies metálicas, las paredes y los espejos, por mencionar algunos”, explica Daniel Rodríguez, asesor en tecnologías de la información.

¿Dónde tienes instalado tu módem?

La ubicación del módem de wifi es clave para tener la mejor señal sin la degradación que provocan los obstáculos como muros y otros aparatos electrónicos. Si puedes cambiar la ubicación, considera estos puntos:

  • Que sea un lugar céntrico en la casa y alejado de paredes.
  • Que esté colocado en un sitio alto para que la señal se distribuya mejor, pero no pegado al techo.
  • Que se ubique lejos de ventanas y esquinas, porque generan puntos muertos de señal.

Una vez que te has asegurado de que el módem está instalado en un buen lugar y a una altura considerable, también debes tomar en cuenta que los motores de inducción y los aparatos que reciben y emiten frecuencias degradan la calidad de la señal wifi.

“Lo mejor es colocar el módem lejos de la radio, la televisión, la licuadora, el horno de microondas y de cualquier otro electrodoméstico, ya que perturba la señal”, recomienda Irving Vega, ingeniero de telecomunicaciones.

Algunos aparatos o enseres domésticos están compuestos por aluminio, un material “malísimo” para los módems porque puede inhibir toda señal, agrega Vega.

Seguridad y cuidado para tu wifi

El consumo de internet y la navegación a través de wifi han incrementado con la cuarentena provocada por la pandemia de Covid-19, por ello esta tiene que protegerse para mantener la señal al servicio de quien la paga y sin riesgo de un ataque que impida usar la red o se utilice para fines maliciosos.

“La recomendación es cambiar el nombre y las contraseñas que vienen de fábrica para evitar que alguien ajeno pueda tener acceso a nuestro wifi”, aconseja Rodríguez.

También sugiere regular su potencia para que trabaje en un nivel medio-alto, ya que si todo el tiempo trabaja a máxima potencia se desgasta más rápido.

Mantener limpia la superficie del módem y no colocarlo en sitios húmedos que dañan los componentes del aparato también son claves para tener un mejor funcionamiento, señala Aldo Cano, consultor independiente de TI.

Wifi es una tecnología que cumplió 20 años de operación y también una marca que integra a una red mundial de compañías en la Wi-Fi Alliance, que acuerdan la innovación e impulsan la evolución de esta tecnología que alcanzará un valor económico de casi 3,500 millones de dólares en 2023, de acuerdo con el organismo.

 

Fuente: Tec Review