De qué depende que el dólar suba o baje de precio

Todos los días nos despertamos con la noticia del tipo de cambio, a veces el precio del dólar es más bajo que el día anterior, a veces es 20% más caro, como si mágicamente el peso perdiera su valor de un día para otro.

¿Por qué sucede esto? Para entenderlo, debemos saber exactamente qué determina el precio del dólar.

Seguramente recuerdas haber escuchado alguna vez que el valor del dólar dependía de las reservas de oro y plata del Gobierno. Esto era real para la mayoría de las divisas, hasta mediados del siglo pasado. El valor de cada moneda estaba directamente relacionado con el valor de las materias primas, y la cantidad de monedas en circulación dependía de las reservas de oro y plata de su país.

Sin embargo, en 1971 Estados Unidos cambió el juego. El dólar se convirtió en “dinero financiero”, lo que quiere decir que el Gobierno es el encargado de decidir cuánto dinero se va a imprimir. Desde entonces, el Sistema de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés), influye en el precio y la circulación de esta divisa, establece las políticas monetarias y es la encargada de determinar cuánto dinero debe estar en circulación y los rangos previos de inflación.

En México el Gobierno no fija el tipo de cambio peso-dólar, este se determina bajo un régimen cambiario de libre flotación en el que influyen muchos factores como la diferencia de tasas de interés, la inflación y los flujos de capitales.

Otro factor que determina el tipo de cambio peso-dólar es la ley de la oferta y la demanda, lo que quiere decir que cuando la divisa es escasa sube de precio, y si existe demasiada oferta y poca demanda ocurre la depreciación.

¿Por qué aumenta la demanda de una divisa?

Por las exportaciones o importaciones de bienes y servicios

El exportador es el que decide en qué moneda se llevará a cabo la transacción, y el dólar es una de las divisas más seguras. Por eso, la mayoría de las transacciones internacionales se llevan a cabo en esta moneda, aumentando su demanda.

Por la tasa de inflación

Si la inflación de un país sube y las de los otros no, aumentan los precios de los productos producidos en ese país, y las exportaciones disminuyen. Esto ocasiona una mejor demanda de la moneda del país en cuestión. Pero si las importaciones aumentan, se vuelve más económico comprar los mismos productos en otros países, y automáticamente baja el tipo de cambio en relación a las divisas que se demanden.

Por el tipo de interés

El precio del dinero siempre está asociado a una divisa. Cuando aumenta el tipo de interés que los intermediarios pagan por los depósitos en una determinada divisa resulta ser más atractivo a los ojos de los inversores extranjeros, con lo cual aumenta su demanda. Gracias a eso aumenta su valor, y por consiguiente disminuye el tipo de cambio.

Por las previsiones de apreciación y depreciación

Pensar en el futuro afecta de forma importante el valor de una divisa, ya que si existe una tendencia clara a la depreciación, por ejemplo, los agentes económicos querrán cambiar esa divisa antes de que se deprecie, ofertándola en el mercado a cambio de otras monedas más fuertes.

Por cambios políticos

La política también influye considerablemente en el valor de una moneda. Un ejemplo claro fue la victoria del Donald Trump, que provocó que el dólar llegara a un máximo de 7 años, frente a otras monedas como el yen japonés.

Estos son los principales factores que aumentan la demanda de una divisa, y por lo tanto influyen en el valor del dólar.

 

Fuente: Dinero en Imagen