¿Por qué Mario Molina recibió el Nobel de Química en 1995? Esta fue su aportación al mundo

Mario Molina, Premio Nobel de Química 1995, falleció este miércoles a los 77 años a causa de un infarto, informó la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Molina se recibió como ingeniero químico por la UNAM en 1965 y posteriormente realizó estudios de posgrado en la Universidad de Friburgo, Alemania. Más tarde recibió un doctorado en Fisicoquímica de la Universidad de California, Berkeley, en Estados Unidos.

Pero, ¿por qué recibió el Nobel hace 15 años? Molina se hizo merecedor de este premio debido a una investigación sobre la capa de ozono.

En 1974, fue coautor, junto con Paul J. Crutzen y F.S. Rowland, de un artículo sobre el adelgazamiento de la capa de ozono como consecuencia de la emisión de ciertos gases industriales, los clorofluorocarburos (CFC). La investigación fue publicada en la revista científica Nature.

Molina, Crutzen y Rowland advirtieron en su estudio de la amenaza a la capa de ozono de los gases de clorofluorocarbonos, utilizados en botellas en spray, como medio de enfriamiento en refrigeradores y en espumas plásticas.

En 1985, con el descubrimiento del agujero en la capa de ozono sobre la Antártida, el estudio de Molina y Rowland volvió a cobrar relevancia debido a que incidió en las firmas del Convenio de Viena y del Protocolo de Montreal.

El hoyo en la capa de ozono es uno de los factores que están causando el cambio climático en nuestro planeta. Por lo que estudio del nobel mexicano no ha perdido vigencia.

 

Fuente: El Financiero