Los trucos que usan las tiendas en línea para que compres más

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó por los ‘patrones obscuros’ frecuentemente utilizados para convencer a los compradores en línea que de no adquirir determinado producto en ese momento, podrían perderlo ‘para siempre’.

Ello, basándose en un estudio realizado por las Universidades de Princeton y Chicago en Estados Unidos al que llamaron ‘Patrones Oscuros a Escala’.

Uno de los patrones identificados, es el de ’Pruebas Sociales’, que busca influir en el comportamiento del comprador en línea describiendo las experiencias de otros consumidores y que comúnmente se puede hallar en la sección de comentarios de un producto o con una escala de satisfacción.

Además, utilizan informes del número de visitas o visualizaciones de productos o servicios determinados... aunque su origen no sea muy claro.

Otro de los trucos utilizados es la ‘Escasez’, los vendedores en línea saben que quieres esa chamarra o esos jeans y por ello te ‘alertan’ sobre la probabilidad de que el producto no esté disponible y haya cantidades limitadas, aumentando así su atractivo.

Y porque te conocen bien, te lanzan mensajes como: ’¡Sólo quedan tres abrigos!’ o ‘últimas piezas’.

Otro de los trucos frecuentemente utilizados por los vendedores en línea es el de la 'obstrucción', el sitio web facilita al consumidor entrar a una situación, pero le dificulta la salida. Es por ello que muy pocas veces encuentras tan fácilmente el botón de ‘cancelar compra’ o deshacerte de determinada suscripción.

Finalmente, uno muy común y que es probable te hayas topado al hacer compras en línea es el 'registro casi obligatorio’ antes de abandonar la página.

Decides que quieres conservar tu perfil como invitado para evitar que te envíen ofertas o publicidad, pero el comercio tiene otros planes y antes de finalizar tu pedido te pide que generes una cuenta para continuar con tu compra.

Ahora que ya conoces cuáles son algunos de los trucos que utilizan los comerciantes para hacer más atractivos esos jeans, cámara o celular que deseas desde hace tiempo, no te alertes si te indica que son las últimas piezas… quizá sólo sea un truco para que les compres.

 

Fuente: Dinero en Imagen