IEPS a gasolinas dejó de ser fuente recaudatoria para el fisco en 2020

Entre enero y octubre de este 2020, el gobierno federal recaudó 247 mil 273 millones de pesos por concepto de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) de gasolinas, según datos de la Secretaría de Hacienda.

La cifra no solamente implica una caída de 3.0% en términos reales frente al mismo periodo del año pasado, sino que también representan un boquete de 35 mil 388 millones de pesos frente a lo aprobado en la Ley de Ingresos, lo que significa que, contrario a lo ocurrido en años anteriores, el gravamen dejó de ser una fuente recaudatoria para las finanzas públicas este año.

Toda esta situación ha ocurrido pese a que, en la mayor parte del año, el gobierno ha dado un subsidio nulo a los automovilistas al pagar el IEPS de gasolinas, razón por la cual ha podido cobrar de forma íntegra los 4.95 pesos por litro en la Magna, 4.81 pesos por litro en la Premium, y los 5.44 pesos por litro en el diésel.

Adrián García, especialista en ingresos del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), explicó a Excélsior que los bajos precios internacionales del petróleo sirvieron este año para mitigar el impacto de la crisis económica en la recaudación del IEPS de gasolinas por la baja demanda, pues permitió al gobierno cobrar la totalidad del impuesto.

"La caída en la recaudación fue de 3.0%, pero las ventas de gasolinas han caído en el año 20%, esto significa que la posibilidad de cobrar la totalidad del impuesto ha servido como amortiguador para evitar que el boquete recaudatorio sea mayor”.

El analista dijo que este año la cuota máxima del IEPS de combustibles se actualizará por inflación a finales de este año y que serán vigentes para 2021.

"Esta situación, de mantenerse los precios bajos del petróleo el próximo año, podría permitir que los estímulos fiscales a los automovilistas sigan siendo nulos, y por tanto el IEPS tenga todo el potencial recaudatorio posible a favor del fisco”.

Pese a esta situación, García expresó que el IEPS de combustibles hoy está lejos de ser el gravamen que tape el boquete fiscal del país, como ocurrió en 2015, que de 30 mil millones que el gobierno esperó recaudar y que fueron fijados en la Ley de Ingresos, terminó recibiendo más de 200 mil millones de pesos en todo el año.

"La solución para las finanzas públicas pasa por una reforma fiscal integral, que incluya varias acciones como ampliar la base de contribuyentes, revisar las deducciones fiscales y cuáles se pueden eliminar o reducir, y quizás también ver la viabilidad de mover tasas de impuestos existentes”, comentó García.

 

Fuente: Dinero en Imagen