Los 2 ‘dolores de cabeza’ que enfrentarán los gasolineros en 2022

Las estaciones de servicio de gasolina de México tendrán que enfrentar diversos retos para 2022, aunque hay dos temas que podrían representar un verdadero ‘dolor de cabeza’ para los gasolineros que no estén dispuestos a innovar y cumplir al pie de la letra con la ley.

El primer reto que deberán enfrentar serán las estaciones de servicio ubicadas en centros comerciales, ya que tiendas como Costco, Soriana y Walmart están incursionando en este negocio.

Francisco Javier Quezada, analista del sector energético, señaló que hasta el momento las gasolineras en supermercados no se vislumbraban como un gran peligro para los operadores independientes, ya que eran operadas por terceros, pero hay marcas que ya están haciendo las cosas diferente.

“El caso de las estaciones los clubs de compras como Costco han demostrado su éxito, al ser operadas por la propia empresa, que tiene el gran aliciente de precios bajos y recompensas a los clientes que están afiliados y los puntos adicionales que se obtienen cuando se realiza el pago con tarjeta de pago Costco”, dijo.

Actualmente, Costco cuenta con estaciones de servicio en 13 ciudades del país.

Para que los gasolineros no se queden atrás, deben adaptarse a lo que requiere el consumidor y ofrecer elementos imprescindibles, como lo son pago con tarjetas; facturación electrónica; promociones, tarjetas de recompensas; esquemas de control de flotilla y financiamiento a grandes clientes o empresas.

Regulación y permisos, el otro problema

El especialista energético señaló que las estaciones de servicio también seguirán enfrentando mayores gastos de inversión y operación para cumplir con la regulación que les piden las autoridades mexicanas.

Carlos Pazarán, director general de Nexoil, empresa suministradora de combustibles indicó que se encuentran trabajando de la mano con el Gobierno en el tema de los permisos, esperan que las resoluciones se resuelvan de una manera más ágil, sobre todo en el contexto de la reactivación económica.

“Nosotros como cualquier otra empresa mexicana, trabajamos de la mano con el gobierno para fortalecer la economía, abriendo más fuentes de empleo y cumpliendo cabalmente en cada uno de los requisitos para nuestra participación en el mercado”, señaló.

La empresa tiene contemplado expandir sus servicios hacia Toluca, San Luis Potosí y Querétaro, así como fortalecer sus estrategias comerciales con Pemex, Secretaría de Energía e importadores.

Este año, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) sólo otorgó 105 permisos para el sector gasolinero, cifra que contrasta muy fuertemente en comparación de los años anteriores, ya que en 2018 se otorgaron 416 permisos, en 2019 se dieron 407, e incluso, en el año pandémico de 2020 se entregaron 175.

 

Fuente: El Financiero